Categorías
Etiquetas

¿qué debo de saber sobre mi dolor lumbar?

Como ya explicamos en nuestra entrada anterior sobre las causas del dolor lumbar, la mayoría de pacientes que lo padecen no tienen una etiqueta diagnóstica reconocible como puede ser una fractura, una compresión nerviosa u otras patologías.

 

Aunque no podamos saber la fuente exacta de los síntomas, con una entrevista clínica y un examen exhaustivos, sí que podemos sospechar si se trata de ese 10-15% que necesita derivación médica.

 

En el 85-90% de pacientes restante, no podemos reconocer cual es la fuente exacta de los síntomas. Este tipo de dolor lumbar es conocido como Dolor Lumbar Inespecífico. No tiene una naturaleza maligna ni grave. «Simplemente» duele y nos limita cuando está presente, pero no debemos de temer por nuestra salud.

 

Es el dolor lumbar que más habitualmente nos encontramos a nuestro alrededor,y con el que podemos conseguir buenos resultados desde la fisioterapia. Algunos autores lo describen como el dolor lumbar ordinario.

 

De él vamos a hablar en esta entrada.

 

dolor lumbar inespecifico - especifico

CLASIFICACION SIMPLISTA DEL DOLOR LUMBAR

 

 

¿Qué características tiene?

 

  •  El síntoma principal suele ser el dolor en la zona lumbar, aunque puede dar dolor hacía la nalga y la extremidad inferior.

 

En este caso se le suele atribuir el nombre de ciática pero probablemente no sea el término más adecuado. (Este tema daría para, por lo menos, otra entrada).

 

Este dolor puede ser muy intenso y discapacitante para el paciente pero no se relaciona directamente con la severidad del problema. Es decir, no porque duela más es más grave.

 

  • Puede ir acompañado de otros síntomas, como rigidez, movimientos limitados y/o dolorosos y adormecimiento en algunas regiones.

 

  • Generalmente tiene un origen «mecánico» por un mal gesto, posiciones mantenidas y/o gestos repetidos pero puede atender a otras causas.

 

  • Suele clasificarse en agudo si la duración es inferior a 12 semanas, y crónico si persiste por más de dicho período ( esto también da para hablar largo y tendido).

 

  • Los hallazgos radiológicos no serán decisivos en su diagnóstico. Es decir, muchas veces en las pruebas complementarias como las radiografías o las resonancias, suelen aparecer algunas características que no tienen por que corresponder a una patología. Algunas de éstas pueden ser; procesos degenerativos, alteraciones de la alineación de la columna, hernias y protusiones discales.

 

  • Depende de muchos factores, no sólo de factores patológicos como tradicionalmente se ha considerado. Un factor patológico podría ser lo que siempre hemos considerado la causa del dolor lumbar; una lesión musculo-esquelética, degenerativa, etc.

 

factores dolor lumbar

 

  • Entre los otros factores que influyen en este tipo de dolor lumbar, se pueden destacar:

 

    • Factores físicos.Pueden ser entre otros; alteraciones del patrón de movimiento, baja condición de la musculatura, disminución del rango de movilidad de la zona lumbar y de otras alteraciones vecinas como la cadera por ejemplo, etc.

     

    • Factores relacionados con el estilo de vida: Sedentarismo, nutrición, calidad/cantidad del sueño, tabaquismo, consumo de alcohol y de otras sustancias.

     

    • Factores neurofisiológicos. Se refiere a una alteración de nuestros mecanismos del dolor. Básicamente sería si nuestro sistema de alarma funciona bien o no, independientemente de como se encuentren nuestros tejidos (músculos, articulaciones,etc.).

     

    • Factores psicológicos.El dolor del paciente puede estar condicionado por el estado psicológico del paciente (ansiedad, depresión), por conductas del paciente frente al dolor (miedo y evitación del movimiento), pensamientos y actitudes frente al dolor ( p.ej. catastrofismo) y por otros.

     

    • Factores sociales. Aquí incluimos aspectos que relacionan el problema del paciente con aspectos de su vida cotidiana que pueden suponer una barrera en la recuperación. Podemos nombrar algunos como actividades que ha dejado de hacer por su problema (ocio, trabajo, p.ej.), sus relaciones sociales (familiares, amigos, pareja), su situación laboral ( preocupación por no poder desarrollar su trabajo habitual, presión por retornar al trabajo, compensaciones económicas, etc). 

 

 

Tener en cuenta este origen multifactorial, es clave en el abordaje del dolor lumbar inespecífico. Para abordarlo de manera eficaz habrá que tener en cuenta cuáles influyen o cuáles predominan.

 

Desde la fisioterapia podemos abordar el problema repercutiendo en los diferentes factores, para ello contamos con diversas herramientas de tratamiento que os explicamos en esta entrada.

 

Si tienes algunos de los síntomas que hemos descrito más arriba ¡ven a visitarnos! Te ayudaremos.

 

 

Referencias:

 

Waddell G. The back pain revolution. Edinburgh: Churchill Livingstone; 2004.

 

O’Sullivan P. Diagnosis and classification of chronic low back pain disorders: maladaptative movement and motor control impairments as underlying mechanism. Man Ther 2005; 10: 242-55

 

O’Sullivan P, Lin I. Acute low back pain. Beyonde drug therapies. Pain Management Today 2014; 1(1): 8-13.