Categorías
Etiquetas

La mujer a lo largo de su vida pasa por diferentes etapas, durante las cuales el suelo pélvico sufre modificaciones.

 

A través de la fisioterapia acompañamos a la mujer durante cada una de ellas, cuidando la salud del suelo pélvico.

Estos son los tratamientos que realizamos

DISFUNCIONES PERINEALES

La incontinencia urinaria es la perdida involuntaria de orina.
Hay 3 tipos de incontinencia urinaria:

 

1. Incontinencia urinaria de esfuerzo: la perdida se produce con un esfuerzo como la tos, reírse, correr…

 

2. Incontinencia urinaria de urgencia: es aquella perdida que se produce cuando la persona no llega al baño una vez le entran ganas de miccionar.

 

3. Incontinencia urinaria mixta: combina ambos síntomas y suele ir acompañada de frecuencia.

Es un síndrome caracterizado por la presencia de dolor en la región pélvica (abdomen inferior, entre las caderas y por debajo del ombligo) que se prolonga durante al menos seis meses, ya sea de forma continua o intermitente.

Son alteraciones durante las relaciones sexuales, relacionadas con la musculatura del suelo pélvico que mejoran significativamente con fisioterapia.

 

Las disfunciones sexuales más comunes son la dispaurenia, el vaginismo y la anorgasmia.

EMBARAZO Y POSTPARTO

Durante el embarazo se producen diferentes cambios en el cuerpo de la mujer.

 

La fisioterapia trata y previene los trastornos derivados de éstos.

 

Por ello en Fisiomez realizamos:

 

  • Masaje perineal.
  • Preparación invidual del parto (Epi-no, ejercicios, pujos, posturas de dilatación, etc.)
  • Clases preparto grupales.
  • Acondicionamiento físico.
  • Corrección postural.

Después del nacimiento de tu bebé y pasada la cuarentena, es hora de dedicarte tiempo a ti misma, y tratar las disfunciones que pueden aparecer después del parto.

 

El primer paso es realizar una valoración de tu suelo pélvico para realizar un tratamiento individualizado.

 

Estas son las patologías más habituales en las que podemos ayudarte:

  • Recuperar el tono de la faja abdominal.
  • Recuperar el tono del suelo pélvico.
  • Reducir la diástasis abdominal.
  • Incontinencia urinaria.
  • Dolor en la cicatriz de la episiotomia.
  • Problemas asociados a la cesárea.
  • Dolor en las relaciones sexuales (dispaurenia).

En Fisiomez, la fisioterapia de suelo pélvico se realiza en sesiones individuales o en clases grupales.

En cualquiera de los dos casos, es necesario realizar una valoración inicial para saber que tratamiento específico necesitas.